Potente concentrado restaurador de las propiedades biomecánicas de la zona periocular, formulado con un coctel de principios activos naturales de una alta eficacia celular.

El hidrolizado enzimático por extracción de las semillas germinadas de Trigo, consigue una acumulación de péptidos, destacando entre ellos la prolina, serina, leucina, ácido glutámico y ácido aspártico. Favorece el efecto filmógeno que produce a su vez efectos protectores y lubricantes, además de evitar la pérdida transepidérmica de agua. Basa sus propiedades cosméticas en un mecanismo de reorientación de cargas eléctricas de sus componentes que permite una atracción electroestática con la piel para conseguir un efecto tensor inmediato, perceptible y más duradero.

La combinación de la silimarina del Cardo Mariano, la escina del Castaño de Indias y la cafeína del Té Verde, confiere unas propiedades especialmente efectivas en la zona periocular, debido a sus efectos antiedema, antirradicales libres, antielastasa, activador de la circulación, lipolítico y un fuerte y visible efecto tensor.

El extracto conseguido del cultivo de las células madre (totipotentes) del Algodón de Arabia, ayuda, actuando sinérgicamente con las células de la piel a proteger y reparar su estructura contra uno de los principales causantes del envejecimiento de la piel, el sol. Incrementa la tolerancia a los rayos UV. Perfecto como prevención antiedad, por sus cualidades antioxidantes, fotoprotectoras, fotoreparadoras, regenerativas y calmantes.

Del cultivo de células madre (totipotentes) de la naranja, se obtiene el extracto que mediante sinergia molecular, ayuda a mejorar la estructura de la matriz extracelular, organizando y redensificando la estructura de la dermis y mejorando la adhesión celular. La piel recupera las propiedades elásticas de una piel 12 años más joven.

En unas semanas, las bolsas, líneas y arrugas disminuyen, logrando un aspecto relajado y favoreciendo una pigmentación armoniosa para reducir las ojeras.

INDICACIONES Y APLICACIÓN

Especialmente indicado para la delicada zona del contorno de los ojos. Aplicar con suave masaje, ejerciendo la menor fuerza posible en la piel de alrededor de los ojos, tanto al inicio de la actividad diaria, como por las noches antes de dormir.
Después del lavado a fondo de la cara, asegurándonos de eliminar los restos de suciedad, grasa y maquillaje.
Extraer la cantidad de concentrado equivalente al tamaño de una lenteja por ojo, aproximadamente.
Calentarla en la palma de la mano, emulsionándola con el dedo meñique.
Iniciar la aplicación, por encima de los pómulos y apenas por debajo del conducto lacrimal, en la zona más cercana a la nariz, esparciendo el concentrado desde la esquina interior hacia la esquina exterior del ojo.
Aplicar el concentrado también en el párpado superior, en el espacio entre el pliegue del párpado y el área debajo de la ceja.
Incide en las áreas problemáticas donde sean más evidentes las arrugas y líneas de expresión, como las “patas de gallo”, incluso si esto implica alejarse un poco del área de los ojos.
Ayuda con suaves y continuados contactos de tus dedos, en las áreas de aplicación para que la piel absorba plenamente el concentrado, aunque su penetrabilidad será llamativa incluso sin este último paso.

Para prolongar la vida útil y eficacia de este concentrado, consérvelo en un lugar seco y fresco.