Concentrado Liporrellenador natural antiarrugas. De las semillas del Sésamo se extrae una fracción rica en sesamina que estimula la adipogénesis (generación de nuevas células de la piel). Regenera la capacidad de almacenar y sintetizar lípidos de las células del tejido subcutáneo, que se va perdiendo con el paso de los años. Reduce las arrugas y la rugosidad, restaurando la distribución del volumen natural labial y facial.

Capaz de incrementar la acumulación de lípidos en el tejido adiposo, aportando un mayor volumen en las zonas que han perdido su forma a lo largo de los años. Rellena de manera perceptible las arrugas y los pliegues cutáneos para lucir un rostro rejuvenecido, atractivo y relajado.

Repara los daños en la estructura celular de la epidermis, actuando a través de un receptor de las células grasas de la piel, actuando sobre la generación del colágeno responsable de la elasticidad de la piel.

El extracto conseguido del cultivo de las células madre (totipotentes) del Algodón de Arabia, ayuda, actuando sinérgicamente con las células de la piel a proteger y reparar su estructura contra uno de los principales causantes del envejecimiento de la piel, el sol. Incrementa la tolerancia a los rayos UV. Perfecto como prevención antiedad, por sus cualidades antioxidantes, fotoprotectoras, fotoreparadoras, regenerativas y calmantes.

Del cultivo de células madre (totipotentes) de la Naranja, se obtiene el extracto que, mediante sinergia molecular, ayuda a mejorar la estructura de la matriz extracelular, organizando y redensificando la estructura de la dermis y mejorando la adhesión celular. La piel recupera las propiedades elásticas de una piel 12 años más joven.

Regenera la capacidad de almacenar y sintetizar lípidos de las células del tejido subcutáneo, que se va perdiendo con el paso de los años. Reduce las arrugas y la rugosidad, restaurando la distribución del volumen natural labial y facial.

La aportación del aceite de Rosa Mosqueta con sus propiedades nutritivas y cicatrizantes combinadas con las del aceite de Argán, que nutre, suaviza, protege y repara, acaban por conferir a la piel madura, de un aspecto más saludable y rejuvenecido en solo 21 días. Se recomienda aplicar con un suave masaje, especialmente por las noches.

INDICACIONES Y APLICACIÓN

Especialmente indicado para las zonas específicas donde más se evidencian las arrugas y líneas de expresión, como son el entrecejo y la zona superior labial. Por las noches antes de dormir, con la piel relajada se consigue un mayor efecto. Como tratamiento intensivo puede ser recomendable también por las mañanas.
Después del lavado a fondo de la cara, asegurándonos de eliminar los restos de suciedad, grasa y maquillaje.
Extraer la cantidad de concentrado equivalente al tamaño de una lenteja aproximadamente, en función de las zonas donde pretendemos incidir.
Calentarla en la palma de la mano, emulsionándola con el dedo meñique.
Aplicar con un suave masaje circular en las zonas especificas que lo requieran, concentrando en ellas nuestro masaje para una óptima penetración del concentrado.
Su uso continuado, reduce las arrugas y restaura la distribución del volumen natural labial y facial.

Para prolongar la vida útil y eficacia de este concentrado, consérvelo en un lugar seco y fresco.